Recurrir al alquiler de material audiovisual en Barcelona puede ser útil para muchas tareas como por ejemplo hacer un aftermovie. ¿Qué es? ¿En qué situaciones se suele hacer? Ahora lo vemos.

A grandes rasgos, podemos decir que se trata de una pieza audiovisual con los momentos más destacados de un acontecimiento o evento. Dicho de otro modo, se trata de un vídeo en el que se resume un evento o celebración, desde el momento de los preparativos hasta el resultado final. Podríamos decir que es una especie de making off, término que puede que te resulte más familiar. Por eso es normal que en el aftermovie aparezca en acción desde el equipo técnico hasta los profesionales encargados del montaje e instalación del equipo audiovisual, la decoración o el catering. En el video se suele incluir además la llegada de los asistentes, los momentos más destacados de la jornada y, en definitiva, todo lo vivido durante el evento. Se suelen incorporar testimoniales o pequeñas entrevistas a los asistentes más destacados. Este tipo de vídeos suelen ser usados después como elementos promocionales por las empresas de organización de eventos responsables de los eventos. Una herramienta, además de para fidelizar a los que han asistido, para invitar al público potencial a próximas ediciones.

A nivel técnico, el aftermovie ha de tener una duración breve y causar cierto impacto para que quede grabado en la retina del receptor. Por descontado, teniendo en cuenta que se trata de un producto audiovisual, la producción y la edición deben cuidarse al máximo. En los escasos minutos que dure el video hay que transmitir el ambiente del evento, la esencia.. Se puede aprovechar para agradecer a los sponsors o patrocinadores su ayuda. A pesar de incluir muchas partes y protagonistas, el producto final ha de ser una pieza homogénea.

Por descontado, para que el aftermovie sea de calidad hay que contar con profesionales del sector audiovisual. Es importante incluir recursos y efectos visuales. Por ejemplo, el timelapse. Es uno de los más utilizados para captar atención. Se trata de la cámara rápida en la que se acelera el tiempo para dar cuenta del ritmo que ha imperado en el evento.