Cuando asistimos a un concierto o evento esperamos disfrutarlo al máximo. La puesta en escena es una cuestión importante, esperamos que los focos y todo el despliegue nos traslade a otra realidad, una muy distinta a nuestro día a día. Alquilar un equipo de sonido de calidad puede marcar la diferencia, ya que el sonido resulta clave para una experiencia sensorial en toda regla. El audio es un factor determinante, mucho más allá de lo que podemos ver con nuestros propios ojos. Debemos tener en cuenta que la calidad de la imagen y el sonido son las dos cuestiones que van a determinar el éxito total del espectáculo.

El equipo de sonido es el encargado de que los asistentes al evento puedan escucharlo de forma óptima. De hecho, el aspecto visual y el sonoro van en la misma línea y cuentan con la misma importancia. Nunca debemos cometer el error de pensar que la parte visual es la más importante, ya que ambas van de la mano.

Los conciertos son uno de los espectáculos, eminentemente sonoros que protagonizan el verano. Este tipo de eventos se multiplican por doquier en cualquier cuidad o pueblo y, es en estos eventos, cuando el audio se convierte en vital. De hecho, además de apostar por un equipo de sonido de calidad, será importante reparar en el número de asistentes que se darán cita, las características acústicas del recinto y el entorno del escenario.

Evidentemente, cuando el concierto vaya a ser en espacios de exterior, el equipo de sonido deberá ser mucho más potente que en el caso de un pequeño local. El despliegue en exteriores será mucho mayor, así como su presencia audiovisual. La mejor opción en estos casos será contar con un equipo profesional, capaz de aconsejarnos sobre el mejor equipamiento para cada caso en concreto.

En masqueproyectores sabemos bien que en el mercado audiovisual, la experiencia y los conocimientos técnicos resultan esenciales. Las habilidades técnicas serán una gran virtud a la hora de organizar un evento del calado de un concierto. Habrá que ajustar el sistema, siempre antes de cada actuación, así como elegir el equipo más adecuado e instalar el material necesario. Para los artistas, la imagen se ha convertido en un factor esencial, pero la clave de un concierto seguirá siendo el audio. Si esto falla, la cita musical será un desastre.